Blogia
Cyberateos

Acción Mundial de Protesta contra el Abuso Sexual Infantil

¡LA PEDOFILIA ES UN CRIMEN, LA HOMOSEXUALIDAD NO!



palnton20101.jpg

planton20102.jpg

 

¡La Pedofilia es un crimen, La Homosexualidad No!

¡Encubrir un Delito, también es Delito!

 

Acción Mundial de Protesta contra el Abuso Sexual Infantil frente a todas las embajadas del Vaticano en el mundo, Nunciaturas Apostólicas o Iglesias Católicas.

 

Plantón Ciudadano en Perú

 

Lugar:         Nunciatura Apostólica del Perú

                  Esquina Av. Salaverry y Jr. Nazca s/n.,

                  Jesus María, Lima.

Fecha:         Sábado, 24 de abril del 2010

Hora:           11:00 a.m.

 

El 13 de abril, el número dos en la jerarquía del Vaticano, el Secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, afirmó que existe una relación entre la homosexualidad y la pedofilia. En todo el mundo, se ha rechazado esta declaración falsa, despreciable y anti-científica del Vaticano, que está tratando de desviar la atención de delitos sexuales de los sacerdotes al culpar a las personas LGBT. 
 
Mientras que están tratando de ocultar la verdad sobre los abusos sexuales cometidos contra las niñas y los niños, haciendo paralelismos absurdos entre homosexualidad y pedofilia; organizaciones de derechos humanos, agrupaciones de lesbianas, travestis, transgéneros, transexuales, gays y bisexuales, organizaciones de mujeres, organizaciones juveniles y grupos universitarios han lanzado un llamamiento a todos los ciudadanos y ciudadanas y asociaciones a unirse a una protesta mundial contra la violencia y abuso sexual de menores y apoyo a las víctimas, frente a las embajadas del Vaticano o de las principales iglesias católicas.

 

El Perú se une a esta protesta mundial en un Plantón Ciudadano en la Nunciatura Apostólica del Peru, el sábado 24 de abril del 2010 a las 11 de la mañana. 
 
Intentar transformar la cuestión de la pedofilia en una cuestión de la orientación sexual de las personas -como hizo el Cardenal Tarcisio Bertone- les sirve para no enfrentar las graves denuncias procedentes de todo el mundo.


El punto no es la orientación sexual de los pedófilos, sino la necesidad de perseguir con firmeza a los responsables de tales abusos, especialmente si tienen una función educativa o espiritual.  Estos crímenes no deben quedar impunes, según la legislación en el país.
 
La Iglesia Católica Romana debe responder a los tribunales y la opinión pública por el encubrimiento de graves hechos que ocurrieron en todo el mundo. Este es nuestro llamado, a todas las mujeres y los hombres de buena voluntad, de cualquier religión que no puede guardar silencio frente a la violencia y abusos sexuales contra las niñas y los niños.
 
¡Actuemos ya! 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres