Blogia
Cyberateos

ANGELITOS NEGROS

¿Cuales son algunos de los fundamentos

 

del racismo en el cristianismo?

 

Por José Maúrtua

14.2.9

 

 

El cristianismo, esto es, la idea de que un dios "todo poderoso, todo sabio, inmortal omnisciente" se haya hecho hombre con el fin de "salvar a la humanidad" de un supuesto "pecado" original y de otros pecados más fue una idea "nueva" para la antigüedad.

 

Si bien era frecuente que los dioses adoptasen diversas formas (incluso la forma humana) ello sólo se daba a modo de situación o disfraz momentáneo, coyuntural en sus interacciones con los seres humanos, a modo de suceso pasajero con un fin muy especifico y en el cual no había que "salvar" a nadie de nada. Los dioses griegos tenían comportamientos humanos como de seductores, envidiosos, orgullosos, odiadores, etc. y ahí esta la clásica Iliada de <Homero>  para recordárnoslo.

 

Pero, centrándonos ya en el tema; una de las características fundamentales de la discriminación dentro de esta idea que cite al principio del cristianismo (es decir, de la diferenciación entre unos y el rechazo a otros seres humanos en el cristianismo, el cual ha disfrazado mucho estos sentimientos en el hecho de emitir "mandamientos o mandatos "universales" como "ámense los unos a los otros" es una característica que vamos a denominar "fotofilia" y que no fue propia del cristianismo sino de la cultura helénica.

 

La "fotofilia" (que así  he denominado a esta forma de "filia" o amor excesivo" a la luz "amor por la luz") fue propia del espíritu de la cultura griega. En la antigua Grecia se dio propiamente como el culto a la figura del dios Apolo, quien era el dios de la luz. Si uno analiza la geografía griega, toda una serie de islas  bastante áridas y con solo algunos casi oasis con viñedos y olivos, toda ella es árida y bañada en luz.

 

Robert Payne, un viajero británico a Grecia del siglo XX, afirmaba que "lo primero que asombra al viajero a Grecia es la infertilidad de la tierra. "las rocas están como bañadas de luz desnuda – una luz como casi ninguna luz sobre la superficie terrestre. Es una luz que podría ser –afirmaba Payne - bebida y comida, luz que se filtra a través de la carne y el mármol, dicha luz,-- dice Payne -- es casi palpable. Tal parece que tuviera vida. Es una cosa vívida, tan vívida, que los griegos le dieron presencia física de dios y le llamaron Febo Apolo, el dios de la radiación divina  y escogieron como su lugar de origen la pequeña islita en el Mar Egeo de Delos." (N. del T., la traducción es de J.M.) Payne Robert "The splendour of Greece", London, Robert Hale Limited, 63 Old Brompton Road, SW, 7. 1960,

 

Los griegos, para el templo de Apolo, escogieron unas piedras muy brillantes llamadas las Phaedriades, las mas brillantes de todas.

 

El poder de la luz no se limitaba al día sino que estaba presente en la noche por la luminosidad de los astros y la luna. Todo lo que la luz tocaba era germinado. Lo que era identificado prácticamente con la vida.

 

Esta idea que yo he venido en denominar "fotofilia" fue muy cara a la cultura griega, Grecia rendía culto a la luz como aquella fuerza que los animaba y por cierto no fueron la única cultura que rindió culto a la "luz". También esa fotofilia podemos encontrarla en otras culturas como la Egipcia e incluso…la Inca con su culto al dios Inti.

 

Pero, centrémonos un poco. El cristianismo (ese movimiento que fue creciendo hasta llegar a posesionarse del anterior imperio romano) en su formación y constitución retoma esta idea fotofílica en los escritos de un personaje cuyas ideas, mas no él, van  a ser absolutamente trascendental en el cristianismo posterior: "Pseudo Dionisio Areopagita".

 

Se dice que cuando Saulo de Tarso, posteriormente llamado Pablo, en sus viajes para esparcir y difundir el cristianismo llego al Areópago griego en su labor proselitista fue recibido con una serie de carcajadas por los asistentes al Areópago debido a que los griegos no estaban acostumbrados a escuchar de "salvadores y redentores" del mundo, porque esa idea de que había un hombre que salvaba a los demás les parecía a todos tan graciosa que las risas y burlas no paraban de sucederse. Uno solo que lo escucho quien era griego se llamaba Dionisio. Y ese Dionisio fue hecho "santo" por los cristianos porque escucho sin reírse  e incluso "se convirtió" al cristianismo.

 

Ese Dionisio del Areópago no es el personaje a cuyos escritos me referiré sino al de uno al que el cristianismo de las monarquías del siglo VII DC tal como la monarquía francesa atribuyó dichos escritos por centurias y se le denominó Pseudos Dionisio areopagita. Los escritos del pseudos Dionisio sin embargo fueron tomando en la edad media gran autoridad y tuvieron gran importancia en la edad media para la formación futura del cristianismo. ¿Cuáles eran estos escritos?

 

 "De la Jerarquía Celeste" es uno de los textos de pseudos Dionisio quien afirmaba, ya desde el primer párrafo, lo siguiente: "Todo buen don y toda dadiva perfecta viene de arriba, desciende del Padre de las Luces" mas aun la luz procede del Padre, se difunde copiosamente sobre nosotros y con su poder unificante nos atrae y eleva a lo alto." Pseudos Dionisio Areopagita.

 

Pseudos Dionisio identificaba "Bien, verdad y belleza" como muchísimos teólogos de la antigüedad. (incluyendo a Platón) . En 693 B Pseudos Dionisio en "El bien, la luz, la hermosura" Capitulo IV afirma: "Pasemos ya al nombre de "Bien". Es el nombre que prefieren  los teólogos para designar  la deidad supradivina. Llaman Bondad a la misma subsistencia divina, que por el mero hecho de ser todas las cosas  la contienen.

 

 Y prosigue Dionisio: "Sucede lo mismo que en el Sol. Sin pensarlo, sin quererlo, por el mero hecho de ser lo que es, ilumina todo lo que de alguna manera puede recibir su luz. Así ocurre con el Bien. Muy superior al Sol, como el arquetipo es superior a la imagen borrosa, extiende los rayos de su plena Bondad a  todos los seres que, según su capacidad la reciben. Gracias a estos rayos de bondad reciben subsisten todos los seres inteligibles, todo ser, toda potencia y operación.

 

En 701 de  "De los nombres de Dios" en la parte de "El bien, La Luz y la hermosura" Pseudos Dionisio afirmaba: Los teólogos, alaban y ensalzan el Bien. Lo llaman Hermoso, Hermosura. Amor, Amado. Le dan cualquier otro nombre divino que convenga a esta fuente de amor,  plenitud y de gracia.

 

Hermoso y Hermosura  se unifican y distinguen en toda la Causa que todo unifica. Pero llamamos Hermosura a aquel que trasciende la hermosura de todas las criaturas, porque estas la poseen como regalo de El, cada una según su capacidad. Como la luz irradia sobre todas las cosas, así esta hermosura  todo lo reviste irradiándose desde el propio manantial: hermosura que llama "kallei", todas las cosas a si misma. De ahí su nombre "kalloV", es decir hermoso que contienen en si toda hermosura.

 

Podemos ver la unión establecida entre "bien hermosura y verdad" dada por lo teólogos como Pseudos Dionisio Areopagita y la irradiación de la luz, identificado con el Bien".

 

El cristianismo tomó e hizo suyas estas ideas de tal manera que la supuesta hermosura estaba dada en un cromatismo que privilegia a los colores que más refractan la luz como los buenos. Occidente --fundamentalmente blanco-- se irrogó el titulo de occidental y cristiano.

 

Las luchas del cristianismo enraizadas en las monarquías francesas quienes hicieron suyas muy fuertemente los escritos de pseudos Dionisio, fueron la piedra de toque de "el campeón del cristianismo" y defensor del mismo Carlo Magno (siglo 7) en la batalla de Roncesvalle contra los musulmanes. Una basílica muy importante en Francia para la constitución de la monarquía fue "Saint Dennys" quien no era otro que San Dionisio. El pseudos Areopagita. Los escritos fundamentaron el pilar de la defensa del cristianismo contra los musulmanes en las cruzadas.

 

De la identificación de lo que irradia mas la luz: los blancos, cristianos, contra aquellos que eran cromáticamente menos "iluminados" y opacaban el Bien representado en la luz, estos eran los herejes, los musulmanes y los judíos, quedaba pues, por consiguiente, que el cristianismo era un fenómeno cromático. Lo Bueno lo Verdadero era identificado con la luz y su refracción.

 

Es con esta misma estética cromática cargada de fotofilia y filoalbinidad (aunque, quien los entiende, porque en España hubo mezcla racial de árabes e hispanos generándose un mestizaje increíble que se ve enfrentado a si mismo en  el siglo XVI, el Estado Monárquico Español y en la lucha de unificación  para expulsar a todos los "enemigos de la Luz" entendidos como "los herejes" a expulsarlos de sus territorios y es justo lo que efectúan Fernando de Aragón el rey  y principalmente la reina Isabel de Castilla en combinación con el Papado.

 

Con el así llamado "descubrimiento" de América y el subyugamiento de todas las etnias mediante el llamado "Requerimiento", las ideas teológicas fotofilicas de pseudos Dionisio, de la iglesia católica ("universal", en griego) en esta parte de América y del exterminio de las etnias de América van a acentuarse de manera tal que las etnias comprendidas en las Américas van a ser denigradas porque eran considerados "herejes" y "carentes de luz", realizándose el holocausto más grande de la humanidad con más de 20 millones de personas exterminadas a lo largo de tres siglos sólo en Sudamérica sin contar Norteamérica (que es otra cuenta aparte), todo basado en la idea estética fotofilica contándose los exterminados también en las regiones de Argentina, la Patagonia y todos los Andes y Costas del Perú, etc. Un holocausto silencioso pero extendidísimo; cuya "cuenta" los descendientes de los autóctonos debemos exigir a gritos. Eran razas para las cuales, ni la Biblia ni la estética de pseudos Dionisio los comprendía y no poseía luz alguna, en términos de Europa" y, por eso, considerada digna de ser sometida como que así se hizo (como "menores de edad") con la "Republica de indios".

 

 Muy deudora de esta idea fotofilica de los cristianos exterminadores de la cultura autóctona son los escritos del asesino teólogo Gines de Sepúlveda entre otros y las acciones de los "extirpadores de idolatrías" como Francisco de Ávila, etc.

 

Tocábale, pues, a nuestros antepasados no blancos, el destino de ser tratados y sometidos a esta visión y de ser tratados y considerados como seres sin alma, (no luminosos ni que refractaban la luz) y otra serie de improperios debidos a la visión estética, filo-luminosa, que privilegiaba lo Europeo blanco por sobre "esos indianos sin alma". Se llevó a cabo el sometimiento y se incorporó posteriormente en el estamento criollo esta visión estética de la dominación; la cual, ha llegado a perdurar hasta el día de hoy, que se celebra "el día del amor" pero se celebra el estereotipo del amor "blanco" que irradia luz" del pseudos Dionisio. Miremos por un momento las propagandas de los canales de televisión y de los periódicos de los avisos publicitarios para ver, ¿qué indio/india  es considerado "bello"? Siempre en segundo o tercer lugar de la etnia que es privilegiada por el cromatismo fotofilico racista.

 

El cristianismo ha cargado sus palabras más sacras con términos que son racistas, por decir lo menos. Cuando los cristianos se refieren a María, la supuesta "madre de Dios" (o de Jesús) --otro despropósito de su irracional teología-- la califican como "inmaculada". Mas, ¿qué es "inmaculada"?; pues, nada menos que otra alusión cromática a la fotofilia: "sin mancha", sin rasgo de oscuridad y, por lo tanto, racistamente "bueno".

 

La mancha es sinónimo de "lo oscuro, de "pecaminoso", de lo opuesto a "kalloV", es decir lo "kakoV" en griego; en el lenguaje cristiano. O sea lo "malo". La que no es oscura, o sea, que no está con mancha.

 

Se me podrá objetar que el cristianismo acepta hoy en día todo y se ha pasado a un sincretismo. Sí, con el transcurso del tiempo y en vistas a la necesidad de asentarse en los territorios conquistados, el cristianismo se sincretiza, pero sin perder jamás su carácter jerárquico. Lo blanco primero que lo oscuro. He allí la estética cristiana y la ética cristiana. Una estética "fotofílica" y "filoalbina".

 

Recordemos que es también Pseudos Dionisio Areopagita quien nos refiere en "De la jerarquía celeste" la gradación celestial que implica también un fenómeno cromático estético de lo que yo he denominado en esta ponencia "fotofilia". Así afirma Pseudos Dionisio:

 

"Por eso, la primera jerarquía de las inteligencias celestes está jerárquicamente dirigida por la Fuente de toda perfección, porque puede elevarse directamente hasta Ella. Recibe, según su capacidad, plena purificación y luz infinita, perfección completa." Cita de Dionisio Pseudo Areopagita

 

Así mismo, en la iconografía; no hay iconografía cristiana en donde aparezca un demonio  "blanco", todos los demonios de la iconografía cristiana católica son de rasgos morenos, con barbita preferentemente y quemándose en el infierno. No son ellos Blancos. Busquen ustedes a un Dios Negro. No lo hay porque la teología es anti personas de color oscuro y privilegia la foto-filia y el filo albinismo cromático.

 

Algunas repercusiones de esta fotofilia para reflexionar esta noche: la iconografía de Adán y Eva blancos, Jesús blanco, los ángeles blancos vestidos de blanco, etc.:

 

El Cristianismo es una religión que ha utilizado propaganda racista para promover sus guerras y acciones hasta el día de hoy. Su mensaje más obvio, en cuanto a su sentimiento racista, esta en la alteración de la figura de su profeta, Jesús, ya que el judío común era aproximadamente de 1,60m de altura, piel tostada y de cabello y ojos oscuros, en cambio el Jesús común es de unos 1,80m de altura, blanco, rubio-castaño y de ojos azules. Todo esto nos muestra un mensaje subliminal muy obvio: Jesús = Perfección – Jesús = Raza Blanca – Raza Blanca = Perfección.


    

 

 

No es de extrañarse pues que los matrimonios de judíos o musulmanes acaben rotos por motivos familiares de la parte necia. Tampoco es de extrañar que cuando se realizo un retrato robot de Jesús basado en la propia Biblia nadie quisiera aceptarlo por que a nadie le gustaba, si Jesús volviera hoy nadie lo reconocería y hasta lo encerrarían en un manicomio.


Todo esto nos demuestra que muchas instituciones religiosas son más racistas que los nazis, que casualidad que el nuevo Papa católico romano sea un ex miembro del ejército nazi. Hasta hoy siguen sonando fuerte los mensajes racistas de muchas de estas instituciones, por ejemplo los cristianos jamás aceptaran que Judas Iscariote era hermano consanguíneo de Jesús, por que esa es su perfecta arma, excusa y propaganda antisemita hasta el día de hoy.

 

http://hereticos.blogspot.com/2007/11/racismo-religioso.html

 

Letra Angelitos Negros

 

Pintor nacido en mi tierra

con el pincel extranjero,

pintor que sigues el rumbo

de tantos pintores viejos.

Aunque la virgen sea blanca

píntale angelitos negros

que también se van al cielo

todos los negritos buenos

Pintor, si pintas con amor

por que desprecias su color,

si sabes que en el cielo

también, ay también los quiere Dios.

Pintor de santos y alcobas

si tienes algo en el cuerpo,

por que al pintar tantos cuadros

te olvidaste de los negros.

Siempre que pintas iglesias

pintas angelitos bellos,

pero nunca te acordaste

de pintar un ángel negro.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres